Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

Aprende

Busca el equilibrio

Educar es...

Si alguna vez no te dan la sonrisa...

Si haces planes...

Observa la verdad y no la traspases...

Observa la verdad y no la traspases, que no se revele el desahogo del corazón. No calumnies a ninguna gente grande o pequeño. Es lo que abomina el ka.

Instrucciones de Ptahhotep

No renuncies...

Vale más actuar exponiéndose a ...

"Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada". Giovanni Boccaccio

Lo único real es...

Lo único real es el preciso momento

El hombre más peligroso, para cualquier gobierno, ...

LA PRISIÓN DEL ODIO (Cuento Oriental)

LA PRISIÓN DEL ODIO (Cuento Oriental)

Dos hombres habían compartido injusta prisión
durante largo tiempo en donde recibieron
todo tipo de maltratos y humillaciones.
Una vez libres, volvieron a verse años después.
Uno de ellos preguntó al otro.

-¿Alguna vez te acuerdas de los carceleros?

-No, gracias a Dios ya lo olvidé todo
-contestó-. ¿Y tú?

-Yo continúo odiándolos con todas mis fuerzas -respondió el otro.

Su amigo lo miró unos instantes, luego dijo.

-Lo siento por ti. Si eso es así,
significa que aún te tienen preso.

DESCONOCIDO

COMO EL LÁPIZ (Reflexión)

COMO EL LÁPIZ (Reflexión)

El niñito miraba al abuelo escribir una carta. En un momento dado le preguntó:

- ¿Abuelo, estás escribiendo una historia que nos pasó a los dos?
¿Es, por casualidad, una historia sobre mí?

El abuelo dejó de escribir, sonrió y le dijo al nieto:
- Estoy escribiendo sobre ti, es cierto. Sin embargo, más importante que las palabras, es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueses como él cuando crezcas.

El nieto miró el lápiz intrigado, y no vio nada de especial en él, y preguntó:
- ¿Qué tiene de particular ese lápiz?

El abuelo le respondió:
- Todo depende del modo en que mires las cosas. Hay en él cinco cualidades que, si consigues mantenerlas, harán siempre de ti una persona en paz con el mundo.

Primera cualidad: Puedes hacer grandes cosas, pero no olvides nunca que existe una mano que guía tus pasos. Esta mano la llamamos Dios, y Él siempre te conducirá en dirección a su voluntad.

Segunda cualidad: De vez en cuando necesitas dejar lo que estás …

Antes de tratar de vivir con alguien...

El objeto de la educación, algo que se olvida con demasiada frecuencia

Las palabras y los hechos