Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2017

La raza que el Papa ha evitado mencionar. Los Rohingya

Paso comunicado de Gabriel Ariza Rossy que intitula Los Rohingya, la etnia que el Papa ha evitado mencionar: Buenos días. Se habla ya de "el viaje más difícil de Francisco". Lo sea o no, lo cierto es que la tensión que se vive en Birmania entre el centenar de diferentes etnias y confesiones que conforman el país es enorme.  Sin embargo, caprichos de las agencias de noticias internacionales, se ha dado especial protagonismo a uno de los grupos sociales del país asiático, los 'rohingya'. El propio Papa les mencionó en el último rezo del Ángelus del mes de agosto, en la plaza de San Pedro, en una referencia misteriosa, por su apasionada defensa de un grupo específico y remoto en un mundo en el que tantas minorías son diariamente perseguidas, muchas de ellas cristianas. La referencia al terrible destino resultaba misterioso, además, por otra razón, a saber: según muchos expertos, comentaristas y el propio gobierno birmano -dirigido, no se olvide, por la premio…

Sienta un pobre a tu mesa

El Papa te pide que invites a un pobre a comer el domingo
correo de Gabriel Ariza <gariza@infovaticana.com>
Jue 16/11/2017, 8:44


Buenos días. El domingo 19 se celebra la Jornada Mundial de los Pobres. Con ese motivo, el Papa ha pedido a todas las familias católicas que ese día sienten a un pobre a comer en su mesa.  Puedes leer su mensaje aquí. ¿Has pensado ya cómo vas a atender la petición del Papa? Como sabes, el Papa está dedicando sus catequesis de los miércoles a la Eucaristía. Ayer, durante la audiencia, quiso poner en valor el silencio: Rezar, como cualquier diálogo verdadero, es también saber permanecer en silencio, -en los diálogos hay momentos de silencio-,  en silencio con Jesús. Y cuando vamos a misa, a lo mejor llegamos cinco minutos antes y empezamos a charlar con el que está al lado. Pero no es el momento de  charlar: es el momento del silencio para prepararse al diálogo. Es el momento de recogerse en el corazón para prepararse al encuentro con Jesús. ¡El …